3 pasos para que tu marca venda de verdad

Crea contenidos que consigan que tus clientes compren, llamen o rellenen un formulario.

Te confieso algo, tengo la impresión de que me he pasado media vida dando explicaciones. ¿Os pasa a vosotros también?Cuando era pequeña cada vez que movía un músculo ya tenía a mis padres peguntándome por qué me había alejado de ellos, por qué me subía  la silla o por qué quería vestirme de princesa en mitad del verano con 40 grados a la sombra.

No creáis que la cosa mejoró en la adolescencia, que va…. mucho peor aún. Aquí me tocaba lidiar con cuestiones como para qué necesitaba el coche con el depósito lleno, para qué necesitaba irme al cine con las amigas, para qué quería estar hasta las 7am en la calle o para qué llevaba una botella de agua rellena de JB…. 

La cosa fue mucho peor cuando llegue a la edad adulta porque ahora la que pide explicaciones ¡soy yo!. Si, sin saber cómo y sin apenas darte cuenta te conviertes tu en la inquisidora y te ves a ti misma realizando preguntas como por qué no me has llamado, por qué te has ido con otra o para qué quieres mi clave del móvil…

Pero el punto culminante es cuando eres padre o madre… eso ya… es un por qué y para qué continúo: por qué no has hecho pis dentro de la taza,  para qué quieres un vasito de agua a las 2 am, por qué necesitas dormir con tus manitas agarradas a mis pechos…. 

Un día, en uno de esos momentos en los que acabas agotada y caes fulminada en la cama, iba yo dispuesta a dormir y soñar con estar de vacaciones tumbita al sol con el sonido de las olas como único ruido pero resultó que mi mente tenía otros planes. Si, decidió repasar el día porque había sido de esos intensos en el que me había tirado todo el día repitiendo prácticamente 2 cositas: para qué y por qué

Y entonces fue aquí cuando me di cuenta de que toda mi vida he estado o bien respondiendo a estas cuestiones o preguntándolas. Después de mucho analizar la parte personal, salté a la profesional. Me dediqué a observar y analizar cada mensaje comercial o publicitario con el que me topaba y al final me di cuenta que existía un patrón claro: 

Las personas para llevar a cabo una acción, además de la emoción que les genera ese acto, necesita entender qué le aporta, en qué le beneficia

Y esto me llevó a ver con claridad que existe una palabra clave que te ayuda a conseguir cualquier cosa que te propongas y es tan importante que la incluyas en tus contenidos que sinceramente es imprescindible para conseguir vender cualquier producto, servicio o idea que ofrezcas.

la palabrita mágica es: ¡PARA!

Esta sencilla palabrita puede conseguir.

  • Que tu posible cliente vea tu mensaje más atractivo
  • Que tu posible cliente sienta que necesita lo que ofreces
  • Que tu posible cliente muestre interés en comprar lo que le ofreces
  • Que tu posible cliente te compre

Llevo media vida pidiendo todo por favor y enseñando a mis hijos que es la palabra mágica cuando en realidad es PARA.

Pues si, resulta que esta palabrita hace que cuando creamos una oferta conecte el QUÉ ofrecemos con el BENEFICIO de lo que ofrecemos. Las personas antes de realizar una compra nos preguntamos si nos aporta algo, si nos sirve para algo. Martes y trece en este sentido lo tenían claro aquí porque… ir pa´na ¿No? 

¿Aún no lo tienes claro? Te voy a mostrar cómo se hace magia:

  • En mi curso de inglés te regalo 10 clases prácticas para que puedas mejorar la pronunciación.
  • Con mi método de nutrición conseguirás planificar tus comidas fácilmente para mejorar tu salud física

¿Puede ser mejor? Pues si…os voy a contar un secretillo si además del beneficio tangible le metemos un beneficio EMOCIONAL ¡Magia pura! ¿Quieres verlo? Pues allá vamos:

  • En mi curso de inglés te regalo 10 clases prácticas para que puedas mejorar la pronunciación y sentirte como un nativo.
  • Con mi método de nutrición conseguirás planificar tus comidas fácilmente para mejorar tu salud física y sentirte mejor contigo misma

Ahora si, aquí ya traigo nuestro regalo para ti. Si quieres aprender a crear contenidos como estos, que no solo lleguen a tus potenciales clientes y les impacten sino que consigan vender, descárgate nuestra guía: 3 pasos para que tu marca venda de verdad.

Guía 3 pasos para que tu marca venda de verdad

Si te ha gustado todo lo que te hemos contado, ayúdanos a hacer crecer nuestra comunidad compartiendo esta publicación con tus amigos, empleados, familiares… (a todos los que les pueda ser útil eso si) y conviérteles en #socialmonsters. Mientras tanto nos encantará conocer tu opinión ¿Qué te ha resultado de ayuda? ¿Has revisado tus mensajes y resulta que ninguno se ajustaba a esta estructura y no convertían? Ya sabes que nos encanta conocer vuestras historias y ayudaros así que ¡os leemos!

Artículos Relacionados

Deja un comentario